“Si la cosa funciona” – Woody Allen

La última película de Woody Allen, la número 40 en su extensa lista de producciones, retoma el estilo que hizo famoso a éste guionista y director. Tras innovar en cierta manera en sus últimos films, Woody vuelve a las andadas, con un protagonista que tiene mucho de su propio carácter y sitúa la historia en su ciudad estrella, Nueva York, donde no rodaba desde el 2004 (Melinda & Melinda).

whatever_works_critica1Boris (Larry David), es un cincuentón, genio de la física cuántica, que sufre ataques de pánico y vive amargado y decepcionado con la naturaleza humana, hasta que un día conoce a Melody (Evan Rachel Wood), una joven que se ha escapado de casa y se mete en su vida desbaratando su preciada rutina. Pronto se suman al caos la madre de Melody (Patricia Clarkson) , despechada, y el padre, desesperado por reencauzar su vida familiar. Como en un coktail típico de Woody Allen los 4 se entremezclan, creando situaciones variopintas y finalmente encontrando cada uno un nuevo y sorprendente camino en la vida.whatever-works-patricia-clarkson-excelentes-criticas
Todos los personajes sufren una importante evolución psicológica y entre ellos se desarrolla un cómico enredo a distintos niveles, a la vez que todo es un drama.

De nuevo, en este film Woody hace de alguna manera partícipe a la audiencia a través de Boris, que en algunas ocasiones se dirije directamente a la cámra,  poniendo de manifiesto la metáfora de que la vida es como un teatrillo, muy recurrente en sus filmografía.
whatever-works7De hecho el estilo es muy teatral, tanto en la escenografía como en la realización.

En cuanto a la interpretación, la teatralidad es quizás demasiada; para mi gusto los personajes están un tanto sobreactuados, sobretodo, el de Boris , cuya gracia queda eclipsada por la frescura e ingenuidad de Melody  y su madre  que dan vida a la historia. Quizás el arquetipo del personaje de Boris ha sido tantas veces explotado por el director, que ya no causa tanto impacto.
Sin embargo, el cruce de historias y personajes y las relaciones entre ellos están muy bien llevadas, demostrando su gran dominio de las historias corales.

Los diálogos son ingeniosos, abarcando los mismos temas de siempre que fascinan al dierctor: el comportamiento humano, el amor, las relaciones, la religión y la sociedad, aunque no he encontrado ningún nuevo argumento, quizás en eso esté su encanto, o quizás sus percepciones y reflexiones sobre la vida ya no resulten tan originales en los tiempos de hoy en día.

La película empieza un poco floja, pues el monólogo de Boris se hace un poco largo, pero a la que el resto de personajes entran en ación, el entretenimiento y las risas están servidas y los giros se suceden sin parar como en la vida misma. Tras la crítica social, el análisis de las emociones y la premisa de que si la cosa funciona es suficiente, el mensaje se cuaja en un final made in Hollywood donde todo acaba inesperadamente bien.

Rebeca Arnal

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: